La pisada del oso.

Presentación:
Conocer gente de nuestras antípodas es una de las mejores cosas que te ofrece estar vinculado con el rugby en España. Consejo para los esbardos, nunca renunciéis a esta oportunidad.

A lo largo de los años he podido trabar una cierta amistad con tipos tan grandes como Cameron, Page, Grieve o tantos otros. También han pasado algunos fenómenos argentinos como ese zaguero inolvidable llamado Pajaro, o Mediavilla.

Como club se disfruta y agradece la decisión de ciertos jugadores de dar un paso adelante y viajar muy lejos para jugar al rugby y comprometerse con un proyecto desconocido para ellos. Vivir en otro país, solo, es sin duda una experiencia que les hará crecer, y que les pondrá un sello que les diferenciara de sus compañeros cuando vuelvan a casa, es decir, hay mucho de simbiosis aquí. Pero no por ello dejamos de valorarlo.
A veces, por supuesto, las cosas no funcionan, es lo que hay, lo único que nos queda es seguir dándolo todo para que los que llegan solo tengan que hacer lo mismo para integrarse. En cualquier caso este año diría que hemos sido muy afortunados.

Las cosas son más fáciles con gente como Fou (Fouzzie!!!) alrededor.
Madera humana de primera calidad. Una buena y muy agradable persona, y un jugador de esos que se ganan a sus compañeros en cada detalle.
A mi me gusta el futbol, y cuando veo a Fou, su alegría me recuerda a la de aquel primer Ronaldinho del Barcelona que lo hacia todo con una sonrisa. Eso es lo mejor de nuestro amigo, su encantadora y entusiasta actitud. Parece feliz en la ciudad, con sus compañeros, en el equipo, en el club y en el campo. La sensación es que disfruta de todo cuanto hace e insisto esa alegría resulta contagiosa.
Un pequeño detalle puede resultar muy ilustrativo.


A veces vas paseando con él y pasas junto a un edificio con cientos de años. Le explicas la edad del edificio y su función histórica (puede que alguna vez me haya tirado un triple, no me juzguéis, queredme) y él lo mira con los ojos bien abiertos y acaricia la piedra con la mano con respeto y teatralidad. Te mira, y sonriente dice “Estoy tocando años de historia” Y tú piensas que está casi tan loco como tú, pero que tiene toda la razón del mundo.
No podíamos dejar pasar la oportunidad de entrevistarle mientras aun compartimos radlers, cafés, farturas y si, también, jornadas de rugby.
PREGUNTA: A ver, cuéntanos un poco de ti. Vienes desde Melbourne pero no naciste allí. Dale.
FOU: Por supuesto. Nací en Auckland, Nueva Zelanda. Empece a jugar al rugby muy joven, con 6 o 7 años. No fue hasta los 18 que me mude a Melbourne.


PREGUNTA: Que envidia pensar en un país en la que los niños empiezan a jugar al rugby con esa edad. Aquí eres un polivalente tercera o segunda línea. ¿En qué posiciones jugabas allí?
FOU: Empecé jugando de Ala, ya en el instituto me toco jugar de centro y Zaguero. Compaginaba mi actividad en equipos de la Rugby Union y de la Rugby League (muy importante en Australia NDEB) Así que muy a menudo jugaba dos partidos en un día.
PREGUNTA: Me cansa solo pensarlo. ¿Qué te impulsa a cruzar el mundo y venir a jugar a España?
FOU: Semi preguntó un nuestro grupo de rugby de whatsapp si alguien quería salir a jugar fuera de Oceanía. Me pareció interesante y le escribí por privado mostrando mi interés y me puso en contacto con un ex jugador del Oviedo amigo de Tato.
PREGUNTA: No es una época fácil para empezar una aventura solo lejos de casa. Se que tu llegada a Madrid fue toda una aventura. Cuentanos un poco.
FOU: Tenía una vida muy cómoda en Australia y precisamente buscaba un poco de aventura. Un cambio. La llegada a Madrid fue toda una experiencia porque nadie parecía hablar inglés. Perdía el autobús a Oviedo y pase una noche en Madrid. La mañana siguiente contacté con Tato y ya pude coger el siguiente autobús a Oviedo.
PREGUNTA: Dejas la ruidosa Madrid atrás y cruzas la meseta Castellana al sol, hasta llegar a unas montañas y al salir del túnel que pasa bajo ellas te encuentras con una tierra verde, húmeda tranquila y nubosa. ¿Cuál fue la impresión?
FOU: Que maravilla ver acercarse las montañas, que vistas durante el viaje. Todos los días me sorprendo con alguna panorámica que me ofrece Oviedo o Asturias. Es una ciudad maravillosa. Nunca dejare de agradecer la experiencia de conocer España. La expectativa era una, pero la realidad me golpeo nada más aterrizar en Madrid. De todas formas siempre me han gustado los desafíos, y esta experiencia lo es a todos los niveles. Lo dicho, gracias al club y a esta ciudad por la oportunidad que me está dando.
PREGUNTA: Te conocí al poco de llegar. Parece que fue hace una eternidad ya. ¿Qué recuerdas de tus primeros días en el club y en la ciudad?
FOU: Lo recuerdo como si fuese ayer. Hacía mucho frio en mi primer entrenamiento. De primeras los compañeros eran un poco reticentes pero es lógico porque cuando alguien nuevo llega a un club es necesario un tiempo para integrarlo. Sin embargo una vez me puse a entrenar sentí que era uno más y ya con el primer partido sentí que tenía su amistad, respeto y confianza.
PREGUNTA: Eso hiciste, sin duda. ¿Qué es lo mejor de esta experiencia? ¿Qué podemos mejorar como club para los extranjeros?
FOU: A mí lo que me encanta de este país es que la comida es barata, rica y fresca. Quiza echo de menos más y mejores medios a todos los niveles a la hora de entrenar. Todo lo demás es perfecto.
DESPEDIDA: Muchas gracias Fouzzie. Compartir estos meses contigo esta siendo un verdadero placer.

Jaime Corrales

Bloguero y bodeguero del Real Oviedo Rugby

2 respuestas a “La pisada del oso.”

  1. Se salen tus publicaciones.Soy completamente analfabeto ,en cuanto a rugby se refiere, y por mi hijo , intento mantenerme como puedo….. sigue así…!!!! Graaaacias

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: